Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Un candado es un elemento de seguridad bastante particular, es básicamente una cerradura de bolsillo ya que puedes llevarlo a cualquier parte, siendo esta su principal ventaja, consiste en un artefacto de acero con una base que contiene engranajes que se unen con un arco que se cierra mediante aberturas que se bloquean con pernos muy diminutos que deben ser oprimidos.
Existen varios tipos de candados que depende de la prioridad de resguardo que busquemos podrán ser de baja o alta calidad, todo depende de marcas de fábricas, modelos y tamaños. A continuación, te presentamos algunos de ellos.
Candados de llave.
Estos, aunque son los más comunes son de mayor demanda debido a su simple y sencillo funcionamiento para todas las edades, abrir estos solo requiere de una llave es fácilmente forzarles, aunque hay un subtipo de ellos a los que se le domina coloquialmente anti cinzaya o candados panzer estos por lo general traen una combinación de pernos más sofisticada. Este tipo de candados son muy recomendables para locales comerciales o casas, lugares a los cuales comúnmente se necesite un acceso rápido y sencillo y que cualquier persona con acceso a la llave pueda abrir de manera fácil.
Candados de clave.
Estos son muy parecidos a los candados normales con la diferencia de que para acceder a su apertura es necesario de una clave personalizable de 3 a 5 dígitos, estos son difícilmente violados al menos de manera limpia ya que se necesita obligatoriamente la clave, por lo general se utilizan para cajas fuertes domesticas o habitaciones donde se guarden objetos de alto valor y solo podrán tener acceso los que conozcan dicha contraseña que comúnmente son pocas, la desventaja de este es que al olvidar la contraseña tendrás que recurrir a la violencia para abrirlo o a un cerrajero, en el peor de los casos perderás el candado.
Candado ajustable
Este candado e muy poco común, aunque muy práctico, se parece mucho a sus primos aunque este es de gran longitud y posee varios niveles divididos con una especie de dientes que le dan a el usuario la opción de cerrar diferentes elementos de diferentes tamaños lo cual lo hace algo muy oportuno para cuando mudas objetos de valor de una habitación a otra, la desventaja de este es su fácil atascamiento debido a sus diferentes niveles que están divididos con varios dientes. El abrirlos requiere de mucha paciencia ya que si este se encuentra cerrado en el nivel más alto hay que cuidadosamente hacerle zigzag a la base para poder sacarlo y así no estropear el sistema.
Candado de remolque.
Este candado es poco usado. A diferencia de los anteriores este no posee la argolla en forma de arco que une sus dos extremos, sino que posee una barra totalmente vertical, como su nombre lo indica su principal función es el de asegurar remolques en automóviles de tal manera que este no pueda soltarse pueda ser robado, este también funciona con una llave y es fácilmente usable.
Como ya vez existen diferentes tipos de candados cada uno con funciones y niveles de seguridad diferentes, al momento de elegir uno lo ideal es escoger aquel que mejor se adapte a tus necesidades, y considerar aquello que es tan importante proteger.
Es de mucha importancia el resguardo de los elementos que nos permite la abertura de los candados, como las llaves o las claves de seguridad, sin ellos perderíamos algo tan importantes como lo es el acceso a esos lugares que tanto protegemos y dejarlos fuera de nuestro propio alcance lo cual sería bastante perjudicial.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies